dissabte, 3 de desembre de 2011

Una de cal y otra de arena...




El sábado pasado, 26 de noviembre, fue un día especial por dos motivos muy diferentes. El primero no fue muy bueno, nos dejó mi tio Manuel, una de las personas más importantes de mi vida, el padre de mi "hermana" mayor. Llevaba un mes sufriendo muchísimo y a pesar de todo, creo que fue un alivio para él y para sus más cercanos. Mi padre, su hermano, está triste, pero sabe que Manuel debe estar ocupando un sitio en el cielo muy importante.



Y por la noche, teníamos preparada una cena de "100 años" desde hacía ya unos días. Mis amigas Antònia y Mònica han cumplido este año 50 cada una y nos juntamos los tres matrimonios amigos a cenar. Fue una cena relajada y distendida, recordando momentos que hemos pasado juntos los seis, y recordàndome que cuando yo cumpla los 50 ellas estarán apunto de los 60.


Estos fueron mis regalos...






Petonets noies...

5 comentaris:

Eva ha dit...

Así es la vida,momentos buenos y menos buenos hay que vivir cada uno de ellos
Los regalos son fantásticos,tus amigas supongo que les encantó
Un beso

Anna ha dit...

Unos regalos preciosos, felicidades.

pilar ha dit...

Siento mucho lo de tu tío. ¡Qué momentos tan duros!.Bueno,siempre te quedarán cosas buenas de esta persona.
Muy bonitos los regalos de tus amigas, estarán encantadas.
Muchos besos, Pilar

Pepa ha dit...

BON NADAL JULIA!!!
UNA ABRAÇADA.

Ulla's Quilt World ha dit...

Hi! Greetings from Finland! Your quilts are so fantastic! It's so nice to find other quilters all around the world! www.quiltworld2.blogspot.com
Yours, Ulla